Un estanque natural, es una cantidad de agua retenida o estancada en una depresión del terreno que se forma, normalmente, por agua de lluvia. Esta especie de balsa natural de agua, pequeño lago o laguna, no suele tener un gran tamaño ni demasiada profundidad (no más de 3 ó 4 metros) y en los periodos de sequía, su nivel puede descender bastante. Aún así, puede contener una gran cantidad de seres vivos en su interior y su propio ecosistema. Un estanque artificial, es una pequeña cavidad de agua, natural o artificial, utilizado cotidianamente para proveer al riego, criar peces, nadar, etc. o con fines simplemente ornamentales.

La Universidad de Almería contaba con un estanque circular en uno de los accesos principales del campus y muy próximo al mar, meramente ornamental de unos veintidós metros de diámetro y treinta y ocho centímetros de profundidad. En el interior de este, bajo la lámina de agua, se encontraba un símbolo bastante emblemático de acero corten, el cual era el ornamento principal de la fuente, cuyo mantenimiento era insostenible. Se decide trasladar dicho ornamento al exterior en una ubicación distinta del campus, quedando la fuente libre de la función para la que fue creada.

Tras sopesar que hacer con ella, se descarta llenarla de nuevo simplemente para mantenerla con agua clorada. Con lo cual se apuesta por una acción mucho más económica, interesante y beneficiosa tanto para los usuarios de la universidad así como para el medio ambiente en general. Se opta por la naturalización de dicho espacio, incorporando, tierra y diferentes especies vegetales para que poco a poco se parezca lo máximo posible a un estanque natural, con todos los beneficios correspondientes al entorno más inmediato.

Los objetivos para naturalizar la fuente ornamental son los siguientes:

• Hacer que la calidad del  agua del la fuente sea óptima para permitir un equilibrio natural.

• Aportar especies vegetales y animales funcionales a la fuente que coexistan en dicho equilibrio.

• Aportar el sustento rocoso para soportar a las especies anteriores.

• Utilizar los medios más económicos posibles para la instalación del soporte, plantación e introducción de especies, priorizando las autóctonas.

• Conseguir que el agua del la fuente tenga una dinámica que asegure una renovación del agua propicia para el equilibrio natural.

• Mejorar la calidad paisajística de la fuente.

• Fomentar la biodiversidad y concienciar al público de la necesidad de ésta para el medio ambiente.

• Hacer que el mantenimiento e instalación de este sistema sea más natural y respetuoso con el entorno, más barato y efectivo que el actual.

Vegetación de ribera

Las plantas que se han sembrado en la isla de tierra central, son productoras de oxígeno en la parte de la raíz. Estas plantas están en las primeras líneas de los ríos y los lagos en la naturaleza, por ello se denominan vegetación de ribera. Estas plantas habitan cerca de los cauces y son las que dan estabilidad a la orilla y reducen la erosión del agua. También son cobijo para insectos y otras plantas, así como el alimento de otras muchas especies herbívoras. En este proyecto tienen especial interés por su producción de oxígeno y su absorción de químicos y partículas.